9 de junio de 2006

Tu coche: un lugar más seguro

Compré mi coche en el verano de 2002. Pasó un par de añitos en garaje.

Hecho 1 (verano de 2004, aquí al lado de casa):

Mi padre se compró coche y pasó a guardar el suyo en garaje. Al mío le tocaba dormir en la calle. En menos de 48 horas me lo habían abierto. No se llevaron nada especial. Fue más el fastidio que otra cosa.

Hecho 2 (antesdeayer, aquí al lado también):

Dejo el coche en la calle, como estos dos últimos años. Hoy por la mañana me llama mi padre y me dice que tengo los pestillos levantados. Inmediatamente bajo a cerrarlo. No faltaba nada. El capó también. Me lo había dejado abierto durante unas 36 horas. y no es la primera vez que me lo dejo. Aunque las otras veces fueron cosa de minutos.

Conclusión, deja el coche abierto, en plan película americana, que no entrará nadie en él por si las moscas.