7 de julio de 2006

Reconocimiento del trabajo

Van ya tres semanas en el nuevo trabajo.

Hoy, no por vez primera, y gracias a cómo me ha respondido mi jefe una pregunta que le he hecho, y a cómo me ha saludado al marcharme a hacer las visitas del día, siento que mi trabajo está siendo reconocido.

Son detalles mínimos, que no se miden económicamente, sino en la manera en que uno es tratado. Voy ganando poco a poco su respeto, voy siendo tratado no como un igual (es mi jefe, no quiero que me trate como un igual), pero sí como alguien que ya pertenece a la familia, que ha pasado la prueba.

Lógicamente, aún queda tiempo de prueba en mi contrato, pero las cosas pintan bien.

Farala sigue haciendo de las suyas, pero ya le tengo cogida la medida, ahora hasta me permito ciertas licencias para conocer la evolución de su trabajo sin que ella conozca el mío (o eso creo, que aquí todos somos muy cabrones y lo nuestro es una lucha directa).

Algún ente divino la castigó durante el pedrisco del otro día y le destrozó las persianas de casa y le inundó el garaje. Dios existe.

Seguiremos informando.

3 comentarios:

toxcatl dijo...

enhorabuena por lo del curro
y no seas tan malo con la pobrecita, que ya se va a hostiar sola bastante, como para que tu te quedes a mirar como lo hace...

xtebra dijo...

Holas, que malo es el veranillo. Malo no, quiero decir que no me llegan las horas y esto de dormir solo 4 horas y empatar los fines de semana no es sano aunque se esté enamorado.
Dale algo de cariño que siempre es bueno.
Saudiños

steinkel dijo...

toxcatl: tu diciendome que no sea tan malo? ummmm, realmente estare siendo malo, si.

xtebra: holas, chaval, cuanto tiempo! cariño el justo que luego se me emociona. Enhorabuena por tu enamoramiento :-)